Las criptomonedas son monedas digitales, no emitidas ni controladas por una entidad bancaria ni pertenecientes a ningún país. Su valor va cambiando en función del número de usuarios que trafiquen en el mercado con ellas; cuantos más usuarios, mayor es su valor.

Dados estos condicionantes, ¿Cómo tributan las criptomonedas?

Hacienda, desde enero de 2018, usa unas directrices especiales a la hora de regular la criptomoneda como medio de pago: las operaciones que se realizan con monedas no tradicionales constituyen operaciones financieras siempre y cuando hayan sido aceptadas como medio de pago. 

Por tanto, cualquier ingreso o gasto derivado de la compraventa de criptomonedas debe incluirse en el IRPF y se deberá incluir en la compensación de ganancias o pérdidas patrimoniales.

¿Pero qué ocurre si no hago uso de este dinero virtual? ¿Habría que declararlo?

Con la actual regulación en esta materia la respuesta es clara, No. Sólo tienen que declararse en caso de realizar alguna operación con ellas. Si permanecen en el monedero virtual sin realizar ningún movimiento, no deberán añadirse a nuestro IRPF.

No obstante, con la nueva “Ley de medidas de prevención de lucha contra la elusión fiscal”, con el fin de poder controlar las operaciones con criptomonedas obligará a que, todos los usuarios notifiquen la tenencia de criptomonedas, ya sea en territorio nacional o extranjero, así como la transmisión, adquisición o pago con las mismas.

cevalladolid

Author cevalladolid

More posts by cevalladolid

Leave a Reply